Blogia
L a P e d r @ d a

NOTA DE PROTESTA DE LA MISION PERMANENTE DE CUBA EN LA ONU

NOTA DE PROTESTA DE LA MISION PERMANENTE DE CUBA EN LA ONU REPUBLICA DE CUBA

Misión Permanente ante la Oficina de las Naciones Unidas
y los Organismos Internacionales con sede en Suiza



Nota No. 228

La Misión Permanente de la República de Cuba ante la Oficina de las Naciones Unidas y las Organizaciones Internacionales con sede en Suiza, saluda atentamente a la Oficina de las Naciones Unidas en Ginebra y tiene el honor de referirse a los incidentes de provocación y agresión física y verbal de que fue objeto la delegación cubana ante el 60 período de sesiones de la Comisión de Derechos Humanos durante la mañana y la tarde del jueves 15 de abril, por parte de varios ciudadanos norteamericanos de origen cubano y con estrechos vínculos con el Gobierno y la delegación de los Estados Unidos.

En horas de la mañana del 15 de Abril, el ciudadano norteamericano de origen cubano y connotado agente de la Agencia Central de Inteligencia del Gobierno de los Estados Unidos, Frank Calzón, acreditado supuestamente por la ONG Unión Liberal Internacional, se dirigió a la mesa, que se encuentra en el exterior de la Sala XVII, destinada por la Secretaría para que las delegaciones de gobierno coloquen sus discursos u otros materiales informativos y fue detectado in fraganti, por el miembro de la Misión de Cuba, Ernesto Cruz Boco, cuando destruía los materiales puestos en la Mesa por la representación del Gobierno de Cuba.

Inmediatamente el miembro de la Misión de Cuba, Ernesto Cruz, se dirigió a los miembros de la seguridad de Naciones Unidas que se encontraban en el exterior de la Sala XVII, para alertarlos de la acción ilegítima y violatoria de la acreditación como delegado no gubernamental del ciudadano norteamericano de origen cubano, Frank Calzón.

Esta no fue la primera vez que Frank Calzón y otros ciudadanos norteamericanos, como el terrorista Luis Zúñiga, acreditado por el Gobierno de los EE.UU., - sobre cuyo caso la Misión de Cuba envió una nota de denuncia a la Presidencia de la Comisión el pasado mes de marzo- retiraban con fines de destrucción materiales colocados en la mesa correspondiente a los Gobiernos y afiches, debidamente identificados como de la Misión de Cuba, colocados en el mural asignado a los Gobiernos.

En horas de la tarde, el ciudadano norteamericano de origen cubano, Guillermo Estévez, acreditado por el periódico “La Voz”, según su tarjeta de acreditación, llevó a cabo acciones ofensivas y una agresión verbal contra la delegación de Cuba y su Jefe de Estado, en la sala XVII, después de la consideración del proyecto de resolución L-13, causando desorden e interrumpiendo la sesión de la Comisión.

El Sr. Guillermo Estévez, fue sacado inmediatamente de la sala por los oficiales de seguridad, procediendo a retirarle su acreditación a solicitud de la delegación cubana.

Mientras Guillermo Estévez era conducido por el personal de seguridad a la puerta de salida No. 40, en el segundo piso del Palacio de las Naciones, el ciudadano de origen cubano, radicado en los EE.UU., Enrique Alberto Pollack, quien había ingresado temporalmente al Palacio como parte de un recorrido “turístico” y sin contar con ninguna credencial, se dirigió al mural correspondiente a los Gobiernos en el exterior de la Sala XVII para colocar propaganda contra el Gobierno de Cuba, encima de otros afiches que habían sido colocados por la delegación cubana.

La propaganda no tenía identificación de delegación gubernamental o no gubernamental alguna, salvo una de ellas, atribuida a la ONG Reporteros sin Fronteras, cuya entidad consultiva con el ECOSOC, fue suspendida por un año, en julio del 2003.

Esto ocurrió en momentos que se encontraban justamente frente al mural varias funcionarias diplomáticas cubanas, entre ellas esposas de varios miembros de la Misión Permanente de Cuba en Ginebra, periodistas y delegadas no gubernamentales.

El Sr. Frank Calzón, se acercó rápida y provocadoramente, a las mujeres diplomáticas cubanas lanzándoles insultos verbales personales y abalanzándose sobre Osmara Sánchez González, esposa de un miembro de la Misión Permanente de Cuba en Ginebra.

Al escuchar los gritos de Frank Calzón insultando a las funcionarias diplomáticas cubanas, dos miembros de la delegación de Cuba se personaron en el lugar para indagar qué estaba sucediendo con sus compatriotas, ante la evidencia de que estaban siendo agredidas verbal y físicamente.

Al bajar por la escalera mecánica, al ver que Frank Calzón, agredía físicamente a la diplomática cubana, Osmara Sánchez y ante la inminencia de una mayor escalada de la agresión física contra las mujeres cubanas, en legítima defensa y con el uso de una necesaria y proporcional acción física, uno de los miembros de la delegación cubana reaccionó frente a la agresión de Frank Calzón, quien de forma provocadora, alegó falsas lesiones, frente a las cámaras de la mafia de origen cubano de Miami que “casualmente”, tomaba imágenes del “show” anticubano.

Evidentemente, toda esta cadena de incidentes provocativos de agresión verbal y física contra la delegación cubana, había sido montada con fin de provocar un show propagandístico.

Por cuestiones del “azar” el Embajador; Representante Permanente de los EE.UU. en Ginebra, Sr. Moley “estaba disponible” para proteger a los provocadores, a pesar de estarse llevando a cabo en el interior de la Comisión, las votaciones del tema 9: violaciones de los derechos humanos en cualquier parte del mundo, en el cual Estados Unidos tenía un especial interés, pues se votarían las resoluciones que se habían presentado contra la República Popular China y Belarús, entre otras, de las cuales EE.UU. es patrocinador principal.

No es casual, que Enrique Alberto Pollack, quien supuestamente estaba haciendo un recorrido “turístico” del Palacio, se saliera del grupo de visitantes y se dirigiera directamente a protagonizar esa provocación, fuera de la Sala XVII.

Cuba denuncia esta nueva provocación y agresión física contra sus diplomáticos y exige que se ponga fin a las facilidades que permiten a la mafia de origen cubano de Miami, acreditar elementos violentos y provocadores e incluso terroristas, en los trabajos de la Comisión, en particular, beneficiándose de credenciales de prensa y de ONG.

La Misión Permanente adjunta una breve ficha del historial delictivo y terrorista de Guillermo Estévez y copias de las propagandas contra Cuba que Enrique Alberto Pollack, puso en el mural de las delegaciones gubernamentales, suplantando los materiales de la delegación cubana.

La Misión Permanente de Cuba solicita que los Departamentos de Información Pública (DPI), Seguridad y Organizaciones No Gubernamentales de la Oficina de las Naciones Unidas en Ginebra (UNOG) tomen todas las medidas pertinentes del caso para evitar en el futuro la acreditación de estos conocidos elementos terroristas y provocadores violentos y la repetición de hechos de esta naturaleza, que ponen en peligro la integridad física de los miembros de la Delegación de Cuba, incluyendo sus mujeres, y eventualmente de otros participantes en las sesiones de la Comisión de Derechos Humanos.

La Misión Permanente de la República de Cuba ante la Oficina de las Naciones Unidas y las Organizaciones Internacionales con sede en Suiza, aprovecha la oportunidad para reiterar a la Oficina de las Naciones Unidas en Ginebra las seguridades de su más alta consideración.


Ginebra, 16 de abril de 2004.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres